Resumen de la Teoria Sociológica Sobre la Homosexualidad

 

Teoría de la Homosexualidad por Aprendizaje Cultural

 

Los valores sociales definen aquellas pautas de conducta que cuando todo el mundo las realiza redundan en el bienestar del colectivo.  Los valores sociales son parte de la cultura de los pueblos.  Cuando se cambian los valores de un pueblo, se cambia también un aspecto de la cultura de ese pueblo.

 

El comportamiento heterosexual de un pueblo es parte de la cultura de ese pueblo y está determinado por los valores de esa cultura con respecto a la conducta sexual que se considera aceptable, correcta o buena vs. la conducta sexual que se considera inaceptable, incorrecta o mala.  Por ejemplo, es normal que en una sociedad con una cultura heterosexual se valore la conducta heterosexual como aceptable, correcta o buena y se valore la conducta homosexual como inaceptable, incorrecta o mala.  Por el contrario, es normal que en una sociedad con una cultura homosexual se valore la conducta heterosexual y la conducta homosexual de la misma forma como conductas aceptables, correctas o buenas.

 

Cuando la sociedad contemporánea, a través de los tribunales, la legislatura y el ejecutivo criminaliza y penaliza la tenencia de los valores que rechazan la conducta homosexual como inaceptable, incorrecta o mala, está forzando un cambio en la cultura del pueblo de una cultura heterosexual a una cultura homosexual.  El cambio cultural no se verá en el corto plazo.  Tomará de 4 a 5 generaciones, es decir de 80 a 100 años para ver la transformación cultural de esa sociedad.

 

La Teoría de la Homosexualidad por Aprendizaje Cultural es una teoría psico-sociológica sobre la homosexualidad que establece que la conducta homosexual, al igual que la heterosexual, se aprende a partir de los valores sociales existentes en la cultura sobre la conducta heterosexual y la conducta homosexual.

 

 

Preguntas Claves

 

¿Es la homosexualidad una conducta biológica o es la homosexualidad una conducta socialmente aprendida?

 

¿Son los homosexuales una minoría discriminada o los homosexuales no son una minoría discriminada?

 

¿Puede fomentarse en los países la conducta homosexual hasta que se produzca una transición de una sociedad o país heterosexual a una sociedad o país homosexual?

 

¿Encabeza los Estados Unidos la lista de los países en claro transición hacia una sociedad homosexual?

 

En este lugar habremos de dar respuesta a cada una de estas preguntas.

 

 

¿Cuáles son las Causas u Orígenes de la Conducta Homosexual en los Seres Humanos?

 

El comportamiento homosexual puede tener dos causas u orígenes. Puede tener una causa biológica y, por lo tanto, innata, así como también una causa sociológica y, por lo tanto, aprendida.  En consecuencia, es una conducta tanto innata como socialmente aprendida.

 

Podemos estar de acuerdo de que en una proporción pequeña de la población las personas tengan un factor biológico u hormonal o químico cerebral que los induzca a sentir atracción sexual por personas del mismo sexo.  Podemos estar de acuerdo de que el comportamiento homosexual de estas personas tenga un origen o causa biológica.  No obstante, en la proporción mayoritaria de la población en que ese factor hormonal o químico cerebral es el que corresponde a su sexo, ocurre que pueden obtener gratificación sexual de la conducta homosexual, a pesar de no sentirse biológicamente atraídos por las personas del mismo sexo.  De hecho hay una parte de esta población mayoritaria que tiene relaciones homosexuales a pesar de no estar biológicamente atraídos por personas del mismo sexo.  Decimos que el comportamiento homosexual de estas personas es aprendido. 

 

Esta gratificación o placer sexual que puede obtener una persona que biológicamente no sea homosexual tiene su origen en la fisiología del placer sexual en los seres humanos.

 

Fisología del Placer Sexual en los Seres Humanos

 

Todo hombre puede derivar placer de una penetración anal o de que otro hombre acaricie su pene y lo manturbe o de que otro hombre practique con su pene una relación oro sexual o de que otro hombre acaricie su piel.

 

Todo ser humano está biológicamente dotado para derivar placer sexual del estímulo de su cuerpo, no importa de quién o de qué cosa provenga ese estímulo.

 

Todo hombre puede derivar placer sexual del uso de cualquier objeto para provocarse una penetración anal o estimular su pene.  El objeto puede ser un pene artificial o un artefacto que vibre o una muñeca de plástico o simplemente la observación de una foto o un dibujo con la figura de una mujer o un hombre, ya sea que estén desnudos o con ropa.

 

El mismo razonamiento aplica para la mujer.  Toda mujer puede derivar placer de las carisias que otra mujer le provoque con algún objeto o los dedos de su mano.  Todo mujer puede derivar placer sexual de que otra mujer acaricié su piel, sus senos, sus labios o su vagina.

 

¿Cuáles son las Causas de la Conducta No Homosexual en los Seres Humanos?

 

Ahora bien, ¿qué es lo que hace que los hombres y las mujeres no puedan derivar placer de las relaciones homosexuales y que en lugar de obtener placer, sólo sientan repulsión, asco, vergüenza, angustia, en fin, rechazo de esos comportamiento?   Lo que hace que los seres humanos no puedan derivar placer de las relaciones homosexuales son los valores.  En específico, los valores socialmente aprendidos.  Es decir, los valores de la cultura que regulan la conducta sexual y que son inculcados en los individuos a través de los mecanismos de socialización.

 

Los seres humanos son los únicos animales en la naturaleza que tienen valores y que rigen su comportamiento en función de los mismos. 

 

Los comportamientos que van en contra o que violan los valores sociales producen en el hombre o mujer estados emocionales desagradables muy fuertes que le impiden y obstaculizan el que pueda derivar placer de la conducta socialmente desviada.  En consecuencia, la existencia e internalización de los valores en la psiquis de los seres humanos les impide u obstaculiza el que puedan derivar placer del comportamiento homosexual.  La violación de esos valores le provocará la emoción vergüenza, asco, repulsión, angustia, etc. que son estados emocionales desagradables muy fuertes que bloquearan y obstaculizarán la obtención de placer sexual derivadas del comportamiento homosexual.

 

Los valores sociales regulan el comportamiento de los seres humanos con relación al grupo y son los que hacen posible la vida en sociedad.  Los valores sociales “no mentir”, “no robar”, “no fornicar”, “no matar”, “no ser deshonesto”, etc. son aquellos cuya internalización en la psiquis de los seres humanos hacen posible la vida colectiva en un grupo o en sociedad.

 

Todo hombre puede obtener placer del comportamiento incestuoso con su madre o su hija o su sobrina o su prima.  Lo que impide la obtención de ese placer son los valores sociales que establecen como algo abominable la conducta incestuosa.  Fisiológicamente no hay nada en la vagina de su madre o su hija o su sobrina o su prima que le impida u obstaculice obtener placer sexual del acto de penetrarlas con su pene.  Lo que se lo impide, lo que le provoca repulsión, asco, vergüenza o angustia son los valores que haya internalizado e instalado en su psiquis y donde se establezca que esa conducta es mala o abominable.

 

El mismo razonamiento aplica para la mujer.  Toda mujer puede obtener placer sexual del comportamiento incestuoso con su padre, su hijo, su sobrino o su primo.  Lo que impide u obstaculiza la obtención de ese placer son los valores sociales.  Fisiológicamente hablando no hay nada en el pene de su padre, su hijo, su sobrino o su primo que le impida u obstaculice obtener placer sexual del acto de ser penetrada. Lo que se le impiden son los valores.

 

A pesar de que los seres humanos son los animales más eróticos en la naturaleza, son también los únicos que tienen valores y modulan su conducta en función de ellos.

 

 

¿Cuál es la Postura Que ha Prevalecido en los Tribunales en Relación a la Homosexualidad?

 

En las sociedades modernas y especialmente en los tribunales supremos de los distintos países se han favorecidos los reclamos de los grupos homosexuales basándose en la creencia de que es correcta la teoría o ideología que han llevado estos grupos o los tribunales.  En esa teoría, o más bien ideología de los grupos homosexuales, se establece que el comportamiento homosexual es una "preferencia sexual".  Con esto se quiere decir que se trata de una conducta biológica y, por consiguiente, innata que no se puede aprender.  En consecuencia, se concluye que se trata de un grupo minoritario como lo serían los integrantes de una etnia o de un grupo con determinadas características que son susceptibles de ser discriminadas por razón de esa característica.

 

Esta teoría o ideología de los grupos homosexuales es incorrecta pues no describe la realidad.  No obstante, ha prevalecido en los tribunales porque los grupos opositores a la conducta homosexual han fallado en llevar a los tribunales argumentos legales válidos.  En vez de ilustrar a los tribunales sobre las consecuencias dañinas para la sociedad de permitir y aceptar la conducta homosexual, estos grupos se han dedicados a llevar argumentos religiosos basados en los mandamientos de Dios.  

 

Para que los grupos que se oponen a la legalización de la conducta homosexual tengan éxito en los tribunales, deben cambiar sus argumentos legales basados en los valores religiosos y fundamentar sus casos en hechos científicos.  En ese sentido, esta teoría sociológica que estamos presentando puede serles de utilidad.

 

 

¿Qué Estrategias Emplear Para Contrarrestar el Avance de la Homosexualidad?

 

Tres son los cursos de acción que pueden tomar los grupos que se oponen al avance de la homosexualidad.  El primer curso de acción es el político, el segundo es el educativo y el tercero es el judicial.

 

El primer curso de acción que pueden tomar los grupos que se oponen al avance de la homosexualidad es el siguiente: los tribunales supremos de los países son una parte de los tres poderes gubernamentales.  Los otros dos son el poder legislativo y el ejecutivo.  Tanto el poder legislativo como el ejecutivo pueden ser determinados por el voto mayoritario de la sociedad en las elecciones.  A través del poder legislativo se puede modificar las leyes que los jueces de los tribunales supremos tendrán que interpretar y aplicar.  Además, a través del poder ejecutivo y legislativo se puede cambiar la composición de los jueces de los tribunales supremos por aquellos que respondan al modo de pensar de la mayoría de los electores en la población.

 

En consecuencia, la fundación de un partido político que tenga como uno de sus principales objetivos combatir la legislación pro homosexual es el primer curso de acción a seguir por los que se oponen al avance de la causa homosexual.  Conjuntamente con la formación de un partido político o en sustitución de la formación de ese partido se pueden respaldar a aquellos partidos que se comprometan con el objetivo de combatir la legislación pro homosexual.

 

El segundo curso de acción es desarrollar una campaña de educación e información para concientizar a la población de las consecuencias de aceptar la ideología homosexual como válida.  Es decir, las consecuencias de cambiar la cultura con respecto a los valores que regulan la conducta sexual en la sociedad.  El éxito que han tenido los grupos que abogan por los derechos de los homosexuales en cambiar la opinión de la población con respecto a la aceptación de la conducta homosexual es el resultado de una campaña educativa que lleva más de 20 años.  En esa campaña han educado a la población  promoviendo la idea de que la conducta homosexual es innata y, por consiguiente, se trata de una minoría discriminada.  Se inculca en la población la idea de que se trata de una preferencia sexual de origen hormonal o biológico y por consiguiente que no se puede aprender.  Hace algunos años los reclamos de aceptación de la conducta homosexual por parte de los grupos pro homosexuales llegaron a tener alrededor de 30% de aceptación como consecuencia de esta campaña masiva y extensa de educación a la que han sometido a la población a través de los años.  Luego después de más adoctrinamiento masivo y criminalización de la tenencia de valores en contra de la homosexualidad la aceptación aumentó por encima del 40%.  Más adelante, después de varios años más de propaganda pro homosexual la aceptación es de más de un 50%.  Esta tendencia continuará aumentando a través de los años a menos que se combata con otra campaña masiva de educación para desmentir estas teorías seudocientíficas que se han difundido con el propósito de justificar ante la población la conducta homosexual como correcta o buena.  No debemos esperar resultados inmediatos de este tipo de campaña.  A ellos les ha tomado más de 20 años de campaña masiva para cambiar la opinión de la población.  Por consiguiente, debe tomar otros 20 años de campaña educativa en sentido contrario para contrarrestarla.

 

El tercer curso de acción es incoar pleitos legales en los tribunales supremos basados en argumentos científicos que demuestren, por un lado, que los grupos homosexuales no son una minoría y además, por otro lado, que el tratarlos como minorías tiene un efecto perjudicial para la sociedad.

 

Es decir ilustrar a los tribunales demostrando dos cosas.  En primer lugar, que es un error definir a los grupos homosexuales como una minoría, ya que no llenan los requisitos para entrar en la definición de lo que es un grupo minoritario.  En segundo lugar, demostrar a los tribunales que el trato de los grupos homosexuales como minorías tiene consecuencias dañinas para la sociedad en el largo plazo.  Por ejemplo, demostrar, en primer lugar, que tal trato daría inicio a la transición de la sociedad de una heterosexual a una homosexual y, en segundo lugar, demostrar que el crecimiento de la población homosexual afecta negativamente el bienestar de la sociedad. 

 

Obsérvese que se trata de demostrar que el bienestar de la sociedad es afectado adversamente y no demostrar que esa conducta es inmoral o inaceptable para Dios.  Los tribunales no aceptan estos últimos argumentos como válidos. 

 

Obsérvese además que hay que demostrar que el crecimiento de la homosexualidad afecta adversamente el bienestar de la sociedad.  Es decir, no basta con demostrar que la población homosexual aumentaría si se trata a los homosexuales como a un grupo minoritario, pues el tribunal exigiría que se demuestren los daños a la sociedad que ese crecimiento en la población homosexual ocasionaría.  Esa es la lógica del tribunal.

 

Una discusión más detallada de lo que se puede hacer para contrarrestar el avance de la conducto homosexual en los Estados Unidos y en el mundo se presenta en el menú "¿Qué Hacer?

 

 

El Científico Social

 

 

.

Ventas

Para adquirir el libro:

 

Hacia Una Reformulacion de la Psicologia Contemporanea: La Teoria de los Senergicones

 

 

 

o si usted quiere hacer una donacion

http://paiseshomosexuales.com/resumen-teoria-homosexual.aspx